CÓMO TEÑIR EL CUERO EN 5 PASOS

Aprender a teñir el cuero – y hacerlo bien – implica bastante ensayo y error. Pero con un poco de práctica y mucha paciencia, definitivamente se puede dominar. Siga estos 5 pasos y estará bien encaminado.

COMPLETAR TODOS LOS PASOS EN UNA PIEZA DE PRUEBA DE CUERO. NO SUBESTIME LA CANTIDAD DE PRUEBAS Y ERRORES INVOLUCRADOS EN ESTE PROCESO!

1. RECOJA SUS SUMINISTROS Y PREPARE SU ESPACIO.

– Lo primero es lo primero: elija un área de trabajo ventilada.

– Guantes de goma: póngaselos.

– Cubra/línea su espacio de trabajo para protegerlo de las manchas de tinte.

– Los trapos de algodón suave o los trozos de camisetas son perfectos para la aplicación del tinte.

– Los hisopos de algodón son ideales para teñir bordes y esquinas.

– Tinte para cuero (hay muchas opciones dependiendo de lo que se esté tiñendo: ¡investiga y elige!)

– Aceite (no acondicionador; el aceite de oliva o el aceite de jojoba funcionan mejor)

– Acondicionador para cuero

– Cuero curtido vegetal

2. PREPARAR EL CUERO.

– Utilice un paño limpio para limpiar enérgicamente el cuero y limpie cualquier resto de polvo y/o aceites corporales.

– Use cinta adhesiva para cubrir cualquier hardware que no quiera teñir.

– Hidratar el cuero con una capa ligera de aceite de oliva; el cuero hidratado recibirá mejor el tinte. Aplique una capa fina con movimientos circulares con un paño limpio. (No olvide los bordes.) Asegúrese de usar aceite de oliva o aceite de jojoba – no un acondicionador de cuero – para este paso. Un acondicionador de cuero incluirá ceras o brillos que inhibirán que el tinte penetre en el cuero.

3. CORTE SU TINTURA.

– Diluya (o “corte”) el tinte para que tenga espacio para usar varias capas para lograr el color deseado. El tinte de fuerza completa puede dar como resultado el color deseado en la primera pasada. Esto no es bueno, ya que no deja ninguna posibilidad de igualar las áreas manchadas. (Múltiples capas = acabado más uniforme.)

– Diluya su tinte con la base del tipo de tinte que está usando: si es a base de agua, diluya con agua; si es a base de alcohol, diluya con alcohol; si es a base de aceite, diluya con aceite. O bien, busque un “reductor de colorante” que pueda venderse junto con el colorante de su elección.

4. APLICAR EL TINTURÓN.

– Usando un trapo de algodón suave, aplique suavemente su primera capa de tinte con un movimiento circular. Recuerde: la aplicación de varias capas delgadas probablemente resultará en un color uniforme (a diferencia de un slathering desigual).

– Dejar secar la primera mano.

– Para capas adicionales, continúe la aplicación usando el pequeño movimiento circular y secando entre capas. El objetivo es cubrir el grano desde todas las direcciones, sin dejar ninguna zona sin teñir.

– Cuando haya alcanzado el color deseado, deje que el tinte se seque completamente (24 horas deberían funcionar). No lo toques en este punto o mancharás el tinte.

5. CONDICIÓN + ACABADO DE LA PIEL.

– Después de que la última capa de tinte se haya secado completamente, es hora de aplicar un acondicionador a base de cera. El acondicionador de cuero rehidratará el cuero de cualquier secado causado por el proceso de teñido o el tinte mismo, y ayudará a sellar el color.

– Aplicar el acondicionador con un trapo de algodón suave con movimientos circulares.

– Deje que el acondicionador se seque y luego limpie ligeramente con un trapo limpio.

Como mencionamos anteriormente, por favor no subestime la cantidad de prueba y error que implica aprender a teñir el cuero. Definitivamente puede ser un proyecto divertido. También puede arruinar tu cinturón o bolso de cuero favorito si decides zambullirte y hacer alguna locura.

Ya sea que sueñes con un bolso de cuero marrón miel suave o una robusta cartera marrón oscuro, investiga, practica tu arte, y si todo lo demás falla, tira el tinte e invierte en un nuevo artículo que ya es justo como lo quieres.

0/5 (0 Reviews)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *